Abrigos para perros

Judit quería regalarle a Xaico un abrigo para que fuese calentito durante el invierno. Preguntó en varias tiendas de Barcelona pero todo lo que tenían eran tallas para perros pequeños. Incluso le regaló un chaleco suyo (además de marca) que abriga mucho pero le venía un poco largo y le tapaba el pito así que te puedes imaginar cómo quedó el chaleco en cuanto levantó la pata para mear.

Luego buscamos por internet en varias tiendas online de artículos para perros a ver si encontrábamos alguno de su talla y que nos los enviaran pero la talla más grande que encontramos era la 45 y con eso le tapamos una pata nada más. Él necesitaba una 75.

Finalmente encontré uno más chulo que un ocho en una tienda para animales de El Masnou en donde me atendieron de lo más bien. Tienen en plantilla a un boxer del tamaño de un armario que se llama Kio que trabaja como modelo. Así que me hicieron la demostración de lo fácil que es de poner y quitar el abrigo y de lo bien que sienta puesto.
De paso me llevé, además, un chubasquero que también probaron a Kio.

La tienda era una pasada. Inmensa, parecía un almacén, con todo tipo de piensos y accesorios varios para todo tipo de animales. Y el trato recibido, excelente. Así que la recomiendo. Si necesitas un abrigo para un perro de tamaño grande lo puedes encontrar allí.

Colomé
Avda. Kennedy, 12
08320 El Masnou (Barcelona)
tel. 93 555 97 04

Si bien Xaico es un perro bastante peludo y hubo quien me dijo “estos perros con este pelo están preparados para el frío y no necesitan abrigo”, también es cierto que ese pelo no les protege de los cambios bruscos de temperatura.
Xaico  con su abrigo Sacarle del sofá calentito con una temperatura de 25 grados en casa a las 7 de la mañana con 3 ó 4º en la calle, a un perro de cierta edad, le puede traer alguna consecuencia. De hecho, la tuvo y se agarró una faringitis (o algo así). Le picaba tanto la garganta que se quiso comer los visillos de una ventana. Al sacárselos de la garganta estaban manchados de sangre. El pobre tuvo muchas molestias y el veterinario nos dijo que estas cosas pasan por estos cambios bruscos de temperatura. Tuvo que tomar medicación durante diez días.

El abrigo le encantó desde el primer momento y está de lo más guapo!

Deja un comentario