Dos metros de rocker

Año 1979

Me dijeron “¿has visto ya a ese del grupo que es tan alto? Mide como dos metros“. -No ¿y ese qué toca? – “Nada, sólo canta” -Ah- “Parece que le llaman loquillo porque se parece al pájaro loco“.

Cuando escuchaba subir el ascensor ponía el ojo en la mirilla a ver quién venía. Lo de abrir la puerta me encantaba. Era el momento de tener a las visitas de frente y con su atención puesta sobre mí y entonces me decían eso de “Hola, ¿está Juan?” (Genial!). Más allá de eso no volvían a hacerme caso así que el momento de abrir la puerta era importantísimo. Estar atenta para ser yo la que tomara ese punto estratégico.

Me llamó la atención el tipo que salió en aquella ocasión del ascensor porque lo hizo agachándose para salir de él. Abrí la puerta de casa; – Hola. – dije. El tipo me miro con cara de susto. Supongo que mi atuendo debía de ser el habitual de aquella época; me pasaba el tiempo en la hípica y solía vestir (y oler) en consecuencia.
Me dijo la frase del millón “Hola ¿está Juan?” (Ah, qué genial eso de ser abrepuertas!).
Iba vestido al estilo molón de los otros, como el Travolta en Grease (que se acababa de estrenar). Vaqueros ajustadísimos, zapatillas deportivas de caña alta, chupa de cuero negro y el tupé, aunque su tupé era distinto porque no era peinado si no tallado en el pelo; como cuando se poda un seto y se la una forma determinada.
En ese momento apareció Juan y nos presentó. “Ah, hola, ¿conoces a mi hermana? Helena. Él es Jose-maría.”
El tipo alto se ruborizó. Se llevó la mano detrás de la nuca en un gesto nervioso diciendo “ah, yo… no la conocía” y más cortado que seguro se metió para adentro. Miré a Juan con cara de “¿y? ¿qué le pasó?” y él se encogió de hombros y le siguió adentro.

Los otros visitantes me resultaban mucho más interesantes. No sólo se comportaban con un aire más seguro si no que además sus caras me quedaban mucho más cerca y podía apreciarlos mejor. El tal Loquillo seguramente no llegaría lejos con esa timidez (menos mal que no aposté).

Loquillo. Año 1979

Deja un comentario