Público pesado

En alguna ocasión voy a parar delante de la tele cuando están dando en Antena3 el programa ese de La Ruleta de la suerte. El presentador lo lleva bien y el concurso es de lo más entretenido. Pero hay algo que me irrita y es el público. Siempre he pensado que en general al público que meten en los platós de televisión deberían, como poco, atarles las manos antes de entrar. No entiendo esa manía de estar usando las palmas para todo. Aplauden por cualquier poronga, venga o no venga a cuento. Aplauden tanto y por todo que logran que se pierda el significado intrínseco del aplauso. Por aplaudir lo hacen hasta cuando salen a publicidad. Y cuando vuelven. Y si ponen una canción de fondo, la arruinan dando palmitas siguiendo el ritmo a destiempo. Siempre lo he odiado. Pero en el programa tan chulo de la ruleta de la suerte no se contentan sólo con aplaudir por todo y seguir el ritmo de las canciones con las palmas, qué va. Estos van aún más lejos en su arte de irritar y molestar. Estos encima de dar palmitas cada vez que un concursante le da a la ruleta recitan o cantan. “ese paco ese paco eh, eh” o “a por ellos ooooeeee” y gilipolladas por el estilo. No sé en qué momento comenzaron a hacerlo pero desde luego desde hace un buen tiempo que ya es hábito y acabo por cambiar de canal o como poco quito el sonido a la tele cada vez que tira un concursante por no escucharlos. Y mira que se llega a tirar veces.

¿No podrían anestesiarles al menos un poco al entrar? O atarles las manos y amordazarles. O mejor aún, podrían ahorrarse las gradas y el público.

Deja un comentario